Croqueta de txuleta de buey con confitura de tomate 

 

1º Coger las chuletas de buey e introducirlas en bolsas de vacío de cocción junto con sal, pimienta, aceite de oliva, ajo y tomillo y sellar;

 

2° Poner en el horno en vapor a 65ºc durante 16 horas para que la carne quede melosa y todos los aromas y sabores se concentren.

                                                                      3º Preparar una bechamel con  200 gr de harina de trigo - 200 gr de mantequilla - 500 ml de leche y  sazonar con sal, pimienta y nuez moscada.       

                                                                         4º  Agregar la chuleta desmenuzada en hilos, previamente sacada dal horno, junto con el jugo de la cocción a la bechamel removiendola para que se integren las dos preparaciones y no se  pegue en el fondo de la olla. Cocer durante 10 minutos, sacar la mezcla de la olla y  mover a   otro recipiente a enfriar para luego meterla en la nevera                                                                                                                                             

 

5º Tomar el pan rallado preferiblemente panko (producto asiático especial para rebozados que le da un crujiente más duradero y un color precioso)  rebozar bien la masa, este es un paso importante ya que el pan/panko serà la barrera que no permitirà que se desbarate o se salga el relleno de la croqueta 

 

6° Moldear la masa de las croquetas de forma ovalada  y  guardar en tapers dentro de la nevera para que la masa y forma de la croqueta  se compacten y para su posterior uso.                                                                                                           

 

7°  Poner al fuego una olla con los bordes  altos con aceite para freir e introducir con mucho cuidado dos croquetas durante un minuto hasta qu estén doradas por fuera y calientes en el centro.                                                                                                                                                                                                                                                                    8º Para completar el plato, servir las croquetas sobre un poco de confitura de tomate y adornar con cebollino o perejil finamente picado y aprovechar!        

 

El Sommelier aconseja acompañar el plato con una copa de vino tinto "A cau d'orella" para que el potente sabor de la croqueta de txuleta se mezcle con los afrutados del vino  que aporta un  tercer e interesante sabor a fruta roja, muy equilibrado y sencillo en boca.


Llamar

E-mail

Cómo llegar